PROYECTO EDUCATIVO

PROYECTO EDUCATIVO

NIVEL PRIMARIO

El nivel primario abarca el período evolutivo que va desde los 6 a los 12 años. Es una de las etapas más interesantes y fructíferas en la vida de nuestras alumnas. Son años que forjan el carácter y el comportamiento.

El nombre de nuestro proyecto para el Nivel Primario MAR ADENTRO transmite la idea del desafío que significa navegar por el mundo del conocimiento hacia metas paulatinamente más lejanas, avanzar en la formación de valores, lograr formar equipos de trabajo eficientes y solidarios.

El colegio se convierte, en estas edades, en el centro de la vida de estas niñas. Por eso, nuestro MAR ADENTRO promueve un ambiente escolar donde nuestras alumnas se sienten queridas y aceptadas, donde pueden encontrar amistades que las marcarán para siempre, donde se relacionan, de un modo sistemático y profundo, con las distintas ramas del saber, satisfaciendo sus ansias de aprender.

NIVEL SECUNDARIO

El nivel secundario argentino abarca el período evolutivo comprendido entre los 12 y los 18 años aproximadamente. Incluye dos etapas importantes  en el crecimiento y desarrollo de cada persona: la afirmación de su identidad y la concreción de su proyecto personal de vida.

En este período y a través de cambios, biológicos y psicológicos, se va configurando la propia identidad pues se despliegan capacidades intelectuales, afectivas y sociales fundamentales para la vida adulta.

A BUEN PUERTO  es el nombre que define el proyecto destinado al Secundario y su nombre alude a la llegada al destino propuesto, con los objetivos del nivel secundario alcanzados y el propósito de seguir hacia otros horizontes y ambientes para influir en ellos positivamente. Significa que la finalidad de lograr que las alumnas sean buenas profesionales, ciudadanas comprometidas, amigas leales, miembros responsables de una familia y buenas hijas de Dios ha comenzado a hacerse realidad.

PILARES DE NUESTRA EDUCACIÓN

Partiendo de la concepción cristiana de la familia, los padres son los protagonistas, a quienes corresponde por naturaleza el derecho irrenunciable y la responsabilidad de la educación de sus hijos. La institución es colaboradora y complemento para los padres en esta tarea. Solo es posible una educación de calidad cuando los padres y la institución comparten valores y principios educativos.

Lograr el desarrollo integral, que comprende la inteligencia, la voluntad, la afectividad y la dimensión corporal y sensorial, trascendiendo el propio yo para encontrarse con los demás y con Dios, contribuye al fortalecimiento de una autoestima sana, al autoconocimiento, a la valoración de todas sus posibilidades y talentos y al desafío que le presentan las propias limitaciones.

Ser promotores de cambios recorriendo las instancias del proceso creativo, que mejoren la vida propia y la de los demás, proponiendo soluciones y alternativas que agreguen valor.

Crecer en autonomía, partiendo de conocerse a sí mismo y la verdad de las cosas y así aprender a tomar decisiones haciéndose responsable de sus acciones.

El ejercicio de las virtudes humanas enriquece la vida intelectual y afectiva, para aprender a poner el corazón en su obrar y en su querer, en sus afectos y sentimientos, en las relaciones con los demás.

Una intensa inmersión en el ambiente cultural general, nacional y de su comunidad próxima, permite disfrutar de la literatura, la música y el arte para formar la sensibilidad estética. Identificar, desarrollar y comunicar plenamente los talentos y dones recibidos relacionados con la belleza.

Llevar sus ideas creativas a la práctica comprometidos con los valores asumidos. Valorar los vínculos y los aportes de los otros, trabajando en equipo para el bien común, viviendo con generosidad y espíritu de servicio.

Como educadores y dentro de una formación integral que atiende todas las facetas de la persona, buscamos que cada uno de nuestros alumnos, padres y docentes logren lo mejor de sí. Pretendemos educar con metodologías innovadoras basadas en el aprendizaje colaborativo y en el desarrollo de competencias a través de diferentes programas.

Junto a las familias, nos proponemos transmitir a los alumnos la fe y el amor a Jesús, afianzando en ellos una sólida identidad cristiana que se manifiesta en la vida de piedad filial, el amor a la verdad y el ejercicio de la caridad con todas las personas, en especial con los más necesitados. Aprenden así a forjar una sólida unidad de vida, de modo que, con libertad y responsabilidad, se reflejen en su conducta las enseñanzas del Evangelio.

POSTULÁ TU FAMILIA

¿Desea coordinar una entrevista para el ciclo lectivo 2019?

¡NOS ENCANTARÍA RECIBIRTE!

¡Vení a conocernos así te contamos todo lo que hacemos!